Marketing Digital

¿Cómo diseñar una estrategia de redes sociales?

Jaime Vaqueiro / 11 Jun 2019

Las redes sociales se han convertido en el destino en Internet donde las personas pasan más tiempo. Por este motivo, es importante que tu negocio cuente con presencia en alguna(s) de las principales redes sociales. Si embargo, tener presencia efectiva en una red social no es tan sencillo como abrir una cuenta y subir una foto de perfil. Necesitas una estrategia. En este artículo veremos cómo diseñar una estrategia para redes sociales utilizando el trayecto del consumidor que vimos en el artículo anterior.

¿Qué es estrategia?

Antes de empezar vale la pena repasar qué es estrategia. La estrategia es una serie de acciones muy meditadas que tienen como fin conseguir un objetivo específico. Entonces, ¿a qué nos referimos cuando hablamos de una estrategia en redes sociales? Nos referimos a plantear el objetivo que tenemos al usar una red social y definir los pasos que vamos a seguir para conseguirlo. Todo el contenido que compartamos, la frecuencia con que lo hacemos, los "me gusta" que damos y los comentarios que dejamos deben de servir a un objetivo.

A continuación veremos los distintos pasos a seguir para armar una estrategia de redes sociales para tu negocio. Te recomiendo generar un documento donde guardes esta información para que lo puedas consultar periódicamente y puedas anotar el avance mes a mes.

Paso 1: ¿A quién vas dirigido?

El primer paso para diseñar una estrategia en redes sociales es definir nuestro público objetivo. ¿A quién quieres llegar? Dependiendo de tu negocio puedes tener uno o varios públicos objetivo. En este paso buscamos definir a tu audiencia y lo debes de hacer de manera tan específica como sea posible. Esto te va a ayudar a identificar contenido que sea relevante, que estén dispuestos a compartir y con el que estén dispuestos a interactuar (dejar un "me gusta" o un comentario). Evidentemente, definir adecuadamente a tu audiencia es muy importante si quieres que tus seguidores en redes sociales se conviertan eventualmente en clientes de tu negocio.

Paso 2: ¿Cuál es tu objetivo?

En el artículo anterior hablamos acerca del trayecto del consumidor. Vimos que una persona pasa por distintas etapas cuando interactúa con tu empresa. Desde el momento en que toman conciencia de que existes hasta el momento en que están tan contentos con tu producto o servicio que están dispuestos a recomendarte. Mi recomendación es que definas objetivos de negocio para cada una de las etapas. Definir los objetivos por etapa del trayecto del consumidor, te va ayudar a determinar qué contenido compartir.


En la tabla anterior te muestro las distintas etapas del trayecto del consumidor y algunos ejemplos de objetivos de negocio. Como puedes ver, los objetivos cambian dependiendo la etapa en que se encuentren los clientes o prospectos. También puedes observar que le asigno una métrica que se puede medir fácilmente con la información que nos proporcionan las redes sociales. Cuando definas tus objetivos asigna un valor a la métrica para que puedas determinar si se cumplió o no. Un ejemplo de un buen objetivo es el siguiente: "Objetivo: Cecer la marca. Medido por: Las publicaciones compartidas deben tener un alcance de 5,000 personas para el 30 de junio del 2019".

Al hacer una estrategia en redes sociales, toma en cuenta que las personas que interactúan con tu marca van a estar en distintas etapas en su trayecto del consumidor. Considera esto al compartir contenido, un artículo que es relevante para alguien que acaba de conocer tu marca puede no ser de interés para alguien que ya es tu cliente. 

Recomendación: Define tus objetivos de manera que sean medibles, alcanzables y con una fecha límite.

Paso 3: ¿Qué redes sociales utilizar?

Este paso consiste en determinar qué redes sociales utilizar. No tienes que estar en todas las redes sociales, pero si tienes que estar en alguna red social relevante para tu público objetivo. En un mundo ideal, tienes presencia en todas las redes sociales relevantes para tu audiencia, pero en muchas ocasiones esto no es posible por falta de tiempo o recursos. Es mejor estar en una sola una red social, siempre y cuando la actualices constantemente en base a tu estrategia, que en varias que utilices rara vez. ¿Cómo sabes si una red social es relevante para tu audiencia? La mejor manera es consultar sitios como el de Pew Research en el que se analizan los usuarios de distintas redes sociales en base a distintos factores demográficos. Si definiste adecuadamente a tu público objetivo, determinar qué red social utilizar no debería de ser un problema.

Recomendación: Si creas una cuenta para tu negocio en una red social ¡llena tu perfil completo! No dejes campos vacíos. Un perfil completo aumenta la confianza de los visitantes.

Recomendación 2: Utiliza el mismo nombre de usuario en todas tus redes sociales.

Paso 4: ¿Qué tipo de contenido compartir?

El contenido que compartas dependerá de tu objetivo estratégico (¿qué quieres comunicar?), de tu audiencia y de la red social que utilices. Te recomiendo que vayas etapa por etapa definiendo el contenido que puedes compartir. Utiliza las siguientes preguntas como un punto de partida para definir el contenido de tus redes:

  1. ¿Qué contenido compartir para darme a conocer?
  2. ¿Qué contenido compartir para posicionarme como experta en el tema?
  3. ¿Qué le gusta a mis clientes de mi marca? ¿Puedo compartir testimoniales?
  4. ¿Qué está pasando en mi industria que sea novedoso?
  5. ¿Qué preguntas hace la gente antes de comprar? ¿Puedo responder a esas preguntas de manera visual?
  6. ¿Qué me distingue de la competencia?

En la siguiente tabla, te muestro algunos ejemplos de cómo alinear los objetivos estratégicos con el contenido que compartimos en redes sociales. Tómate el tiempo que sea necesario en este paso, busca inspiración de otras cuentas para que veas lo que funciona y lo que no.


Finalmente, hay un tema que me gustaría recalcar. Las redes sociales no son un canal para "empujar" contenido a tus clientes, las redes sociales son un mecanismo para que comuniques con tus clientes. Una buena comunicación va en ambos sentidos así que recuerda responder a los mensajes de tus usuarios, fomenta que te manden mensajes, que te dejen comentarios. Utiliza las redes sociales para acercarte más a tus clientes, para conocerlos.

Paso 5: ¿Frecuencia de las publicaciones?

El último paso para diseñar una estrategia de redes sociales es definir la frecuencia con la que estarás compartiendo contenido. Esto dependerá más que nada de la red social en la que estés. No es lo mismo Twitter, donde la gente manda decenas de tweets al día, que Instagram donde la gente comparte una foto al día. Recuerda que estamos hablando de las redes sociales de un negocio, no de cuentas personales. Mi recomendación es que compartas contenido con menor frecuencia que si se tratara de una cuenta personal. Como regla de oro sigue los siguientes parámetros:

  • Facebook máximo una vez al día, mínimo tres veces por semana.
  • Instagram máximo tres veces por semana, mínimo una vez a la semana.
  • Instagram Stories dos días a la semana comparte tres historias.
  • Twitter tres a cinco veces al día (sin contar respuestas a los comentarios de la gente).
  • LinkedIn máximo una vez al día, mínimo una vez cada quince días.
  • Pinterest máximo cinco veces al día, mínimo tres veces por semana.
  • Snapchat dos días a la semana comparte tres historias.

Cuando definas cuántas veces a la semana vas a compartir contenido anótalo en un calendario y asigna un responsable. Para que tu estrategia en redes sociales de resultados es muy importante que se cumpla el calendario de publicaciones al pie de la letra. También es importante que, mínimo una vez al mes y máximo una vez a la semana, midas los resultados en redes sociales contra los objetivos estratégicos. ¿Está visitando la gente tu sitio web? ¿Están compartiendo tus publicaciones? ¿Hacen preguntas y dejan comentarios? ¿Has obtenido nuevos prospectos? Si los resultados no son lo que esperas ¡experimenta! Cambia el formato del contenido que compartes, quizá si compartes 'GIF's la gente comparte más el contenido, quizá si el testimonial va acompañado de una fotografía recibes más prospectos. También puedes experimentar cambiando el horario de las publicaciones. Cuando vas empezando y tienes pocos seguidores te recomiendo que tomes como referencia los siguientes horarios para hacer tus publicaciones:

  • Facebook entre la 1 y las 4 de la tarde, entre semana.
  • Instagram los lunes a las 8 de la noche, los demás días entre semana entre las 5 y las 6 de la tarde.
  • Twitter entre la 1 y las 3 de la tarde, entre semana.
  • LinkedIn entre las 7 y 8 de la mañana, entre semana.
  • Pinterest entre las 2 y las 4 de la tarde, los fines de semana.

Te comparto estos horarios porque, en base a mi experiencia, he visto que las publicaciones tienen un mayor impacto a esas horas. Sin embargo, cada negocio y cada audiencia son diferentes. Siéntete libre de experimentar con distintos horarios, observa cuándo tienes mejores resultados y adapta tu plan estratégico en base a tus observaciones.


Comparte este artículo

¿Quieres más tráfico, prospectos o ventas?

Somos expertos en estrategias digitales. Te ayudamos a implementar una estrategia de publicidad en línea para que des impulso a tu negocio.

Más información